ZARAGOZA

Posted on oct 24, 2008 | 0 comments


ZARAGOZA

Donde el Cierzo no tiene “parada y fonda”…

Para hablar de este municipio de Aragón, podemos marcar muchos puntos de partida. Pero en este corto relato, nos vamos a introducir a través de su historia desde principios del siglo pasado.

Barrio Delicias ZaragozaZaragoza en 1908 se abrió al mundo con la Exposición Hispano Francesa, con el claro propósito de limar asperezas entre las partes beligerantes de años atrás. Aprovechando la coyuntura de dicho encuentro o Exposición, nos quedó el conjunto arquitectónico de la Plaza de los Sitios, sede de dicho evento. Al mismo tiempo se empezó a urbanizar la huerta de Santa Engracia y aparecieron también los primeros tranvías en las calles de Zaragoza.

Esta exposición marcó un antes y un después en la ciudad maña. La industria empezó a surgir con verdadera fuerza y, por consiguiente, aparecieron gran cantidad de emigrantes en esta parte de Aragón. Trabajadores, con más o menos fortuna, llegaron de nuestros pueblos a la capital del Ebro, huyendo de las penurias económicas de los municipios tanto del Bajo Aragón como del Pirineo. Se crearon, dentro del caos urbanístico, barrios que hoy en día son emblemáticos como Romareda, Miraflores, Barrio de Jesús, Delicias, Portillo y Miguel Servet. Estos conjuntos vecinales fueron favorecidos por el cubrimiento del río Huerva, allá por 1927.

Pero yo pienso que la verdadera eclosión de la ciudad de Zaragoza se manifestó con la apertura del 4º puente sobre el río Ebro, el de Santiago. Esta obra arquitectónica abrió las puertas a la creación de una cuidad más cosmopolita. Llegaron nuevas industrias al lado opuesto del Ebro, dejando el centro más despoblado tras el éxodo de sus habitantes a los barrios periféricos. Pero lo que realmente trajo consigo este ensanche, fue la ley del “Polo de Desarrollo” dejando una situación bastante delicada, pues en pocas décadas Zaragoza pasó de ser una ciudad de cien mil personas, a tener medio millón de habitantes. Esta situación marcó un hito histórico en la capital, razón por la cual y urgentemente, hubo de crearse un “Plan General de Ordenación Urbana” allá por el 1968, pero que por diversas circunstancias nunca llegó a buen puerto.

zaragoza

Hoy en día, Zaragoza lucha por ser una ciudad más habitable, si cabe, bajo la atenta mirada tanto del río Ebro, como del Gállego y el Huerva. La Expo 2008 ha contribuido a matizar y limar una problemática medioambiental que ha perdurado durante muchos años y a crear una ciudad moderna y cosmopolita.

Realmente pienso que se ha conseguido. Nuevos puentes para unir un lado y otro, nuevos edificios, nuevos ensanches, comunicaciones verdaderamente asombrosas… Pero sobre todo, lo más importante que los aragoneses podemos decir es que Zaragoza existe y, que Huesca y Teruel también existen.

Desde estas líneas, agradecer a los cientos de miles de personas que nos han visitado durante estos 3 meses que ha durado la Expo. Sin vosotros no se hubiera podido llevar a cabo este evento, de gran transcendencia nacional e internacional. Voces no faltarán, a favor y en contra.

Pero no duden que Aragón les ha abierto sus brazos, con todas sus virtudes y también, por qué no, con todas sus imperfecciones, ya que errar es de humanos (las colas inmensas antes los pabellones, las dejamos para el recuerdo…). Y para el recuerdo, de verdad, el magnífico esfuerzo realizado, tanto por parte de la organización como de los voluntarios que se involucraron para crear y atender esta parte de la ciudad de Zaragoza. ¡Grábenlo en su retina durante muchos años! ¡No les pesará!

Dia de Cierzo en Zaragoza

He empezado este escrito diciendo que “el cierzo no tiene parada y fonda” en Zaragoza, pero los aragoneses sí que tienen los brazos abiertos para guardar un pedacito de sus corazones al lado de las aguas del Ebro, con parada y fonda.

Les esperamos nuevamente con nuevos proyectos e ideas.

Roberto Pac