A PESETA LA PAREJA (La guardia civil de Huesca)

Posted on nov 8, 2007 | 0 comments


“A PESETA LA PAREJA”

(La guardia civil de Huesca)

El cuartel de la Guardia Civil tuvo varias ubicaciones en Huesca, ya en el 1917 estaban en la Calle Alcoraz, para después recalar en la Avenida Martínez de Velasco, junto a un ultramarinos que ofrecía las famosas sardinas de cubo (Guardia civiles se quedó como apodo dicho pescado del mar), y que las publicitaba  con un cartel que rezaba: “A 50 CTS EL CIVIL”, por consiguiente el alto mando de dicha institución llamó la atención al comerciante para decirle que cambiara el letrero por otro, presto y solicito lo cambió por “ A PESETA LA PAREJA”, dejando patente la socarronería aragonesa, según Don Pedro Gonzalez y Manuel Benito, escritores locales.

Aparte de la introducción de este escrito a modo de sonrisa, lo cierto es que la Guardia Civil de Huesca tuvo una verdadera trashumancia por las calles oscenses durante muchos años, “según el momento y las necesidades de dicho Cuerpo”, recalaron en la Plaza Latre, Coso Alto y Lizana, en el 1875 van a la Calle Quinto Sartorio, mas adelante a las Carmelitas Descalzas , ubicada en la actual plaza de la Concepción Arenal, (poco tiempo estuvieron en esta plaza), ya que la Prisión Provincial acabó en dichas instalaciones, aunque pienso que no debió ser el lugar ideal, pues como vecinos tenían al Hotel Pirineos, hoy en día desaparecido.

No cabe duda que la Guardia Civil a través de su periplo por las calles de la Ciudad, ha ido dejando sus huellas y su historia entre los oscenses. Los mas viejos recuerdan a la pareja de Guardia civiles montados a caballo, saliendo por la mañana hacia las tierras bajas (Monegros) para dificultar las labores de los bandidos, entre capas y percherones untados con grasa, negra como el hollín, como aislante de la lluvia, sin entrar en mas consideraciones, pero no quita que dicho Cuerpo es parte de nuestra Historia, para unos y otros, pese a quien le pese.

Huesca y sus Historias