Mosén Bruno, CON LA IGLESIA HEMOS TOPADO!

Posted on may 11, 2007 | 0 comments


En la localidad de Saravillo, se ha abierto el Centro de interpretación de Mosén Bruno.

Personaje peculiar que ejerció su sacerdocio por el Valle de Chistau (Gistain), después de muchos periplos con sus andanzas por otros lugares, donde dejó una huella tan profunda, que aún hoy en día, se recuerda sus anécdotas y chascarrillos, que han ido creando historia de boca a boca entre los montañeses del Alto Aragón.

En él encontraran su habitación, escritorio, relatos de su vida, anécdotas (El tocino de Gerbe, Mosén Bruno y la liebre etc), juego de luces y sonidos que nos irán adentrando en la vida de tan peculiar hombre de Dios, hombre de pueblo.

Mosén Bruno, hombre de mediana estatura y recio, cuadrado, de cabeza grande, ojos vivos, cejas muy pobladas y unidas….Tutear solía, de buenas a primeras, a todo el mundo, del rey abajo, fundándolo en que no podía ser otra cosa después de tutear a Dios, según lo definió José Llampayas, en fin, un aragonés de pies a cabeza, o sea un “baturrito”,

Cuentan de el, nada más ordenarle sacerdote, que el Obispo se dirigió a él diciéndole:”Casi me pena, Bruno, haberte ordenado” . A lo que él contestó: “¡Y lo que le penará Ilustrísima, y lo que le penará!”.

Les animo a que visiten el Centro de Interpretación de Mosén Bruno, pasaran un rato agradable, entre estas montañas tan altas como las nubes de nuestros Pirineos.

Huesca se viste de clero, con una sonrisa en los labios.