SUBIR A LAS NUBES DE LOS MONEGROS

Posted on jun 6, 2007 | 0 comments


¿Y si subimos a lomos de una nube bajada de las cumbres del Pirineo?

De norte al Sur, divisaremos las Tierras de los Monegros, al final del trayecto,

Tierras agrestes, audaces, donde el viento aúlla sin cesar, con sus gritos agudos en su aquelarre de primavera.

Los Monegros, el desierto de Huesca, invita a la soledad, con mesticidad inigualable, donde los Bandoleros de antaño se escondían en la multitud de cuevas areniscas que pueblan todo el territorio, para algunos, bandoleros de caminos, para otros gentes de bien que robaban a los ricos para repartir entre los pobres la riqueza robada, según como se mire, famoso fue “El bandido Cucaracha“, otros se han retirado en dichas cuevas para dar rienda suelta a sus reflexiones, etc.

El viaje a lomos de una nube, nos dejará ver, curiosas formas rocosas de los barrancos de Tramaced, Las muelas de San Roque, Restos del Sabinar de Pallaruelo, Barrancos de Cajal en Castelflorite, Castillo de Marcén, Venta de Ballerías, Patos y Cigueñas en la Laguna de Sariñena, y sobre todo las Tierras de los Monegros con toda su inmensidad de colores, predominando el marrón y blanco del desierto.

También apreciaremos, el Castillo de la Ermita de la Patrona, en Castejón de los Monegros, el Monasterio de Sigena, La Cartuja de Monegros, etc.

Monasterio de Sigena

Monasterio de Sigena – Fuente de la Fotografía

Suban a la nube conmigo y viajemos a los Monegros, donde el cielo azul se junta con el estío.

Huesca desde el Pirineo al Desierto de los Monegros.

Tierras contrapuestas de la naturaleza.

Parajes despertando los sentidos.

Huesca es así.